DECLARACIÓN DE BUENOS AIRES

NUEVOS RUMBOS PARA LA BIOETICA PERSONALISTA

15 de Octubre de 2015

 

Precedentes: en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, nos hemos reunido  un conjunto de personas representantes de centros que trabajan en bioética y  distintos especialistas, todos ellos  inspirados en el personalismo ontológico, con el fin de discernir los nuevos rumbos que se nos proponen como discípulos y misioneros, para que nuestros pueblos tengan vida.

Objetivo: resumir en una serie de ítems los principales temas tratados, reflexionados y discutidos durante el transcurso de este Congreso.

1. El personalismo ontológico,  mantiene viva su vigencia y muestra su utilidad al momento de realizar una reflexión bioética.

2. El Magisterio de la Iglesia, ha ido madurando una Bioética de inspiración personalista, que encuentra hoy en Aparecida,  Evangelii Gaudium y Laudato Sii,  una confirmación de los contenidos esenciales, a la vez que nos propone una renovación en la actitud y el modo de comunicación, a fin de acrecentar un diálogo fructífero con la ciencia y la sociedad.

3. La Buena Nueva que reafirma  la Dignidad de la Persona, nos interpela a cuidar la fragilidad propia del hombre y de la creación a él confiada,  ante el relativismo ético y el pragmatismo  cientificista actual. Para ello proponemos un diálogo generoso, entre fe, razón y ciencias y la reorientación de una tecnología verdaderamente al servicio del hombre.

4. Asumimos el desafío actual, de defender la vida humana  a lo largo de toda su existencia, sin olvidar los nuevos campos que se abren a nuestra reflexión: biodiversidad  y ecología. 

5. A fin de lograr los objetivos anteriores reconocemos la necesidad de un itinerario formativo bioético permanente,  que partiendo de lo conocido y experimentado en nuestros centros, tenga la capacidad de proponer una bioética atractiva, que considere la situación concreta de la persona. Esto no será posible sin el acompañamiento personal, que considere tanto  los principios con las personas.

6. Asumimos como misión actual de la Bioética Personalista una mayor presencia en la vida pública, con la incorporación de formas nuevas que incluyan la solidaridad vivida proféticamente y el trabajo compartido entre los diversos centros.

 Documento de la Declaración con las firmas